Motorclan


PUBLICIDAD

Réplica del Ford Falcon de Mad Max a la venta

Escrito por el 20/06/2013 en Cine

Ford Falcon de Mad Max

Mad Max es una película australiana de acción y de ciencia ficción de 1979, dirigida por George Miller y protagonizada por Mel Gibson, sin embargo lo verdaderamente importante el día de hoy es que se ha hecho una réplica casi perfecta del vehículo protagonista de dicho film, y lo mejor es que está a la venta y al alcance del bolsillo de algun coleccionista.

El nombre que se le ha dado al coche es, Ford Falcon de Mad Max, y así como lo ven en pantalla, así lucia hace muchas décadas cuando era la sensación en la pantalla grande, y aún en nuestros días sigue siendo una pieza vehicular que todos quisieran tener, no sólo por su diseño sino por la rudeza de sus elementos, y desde luego por el poder que lleva dentro.

Coste y más

Se ha puesto a la venta por el módico precio de 79.995 libras esterlinas, al cambio actual serían como 94,373 euros, nada mal para un coche de estas magnitudes traccionales y del significado que tiene para muchos de los seguidores del personaje de Mad Max. De hecho el coche en mención se trata de manera comercial de un Ford Falcon XB GT 500 Coupé, y eso ya es mucho decir.

 Ford Falcon de Mad Max

Cuenta con un motor de ocho cilindros en V, la placa técnica del vehículo dice que ha recorrido unos 70.650 kilómetros, eso no es mucho tomando en cuenta que fue matriculado en 1974 en Australia, además se asegura que durante su aceleración el Ford Falcon de Mad Max puede llegar incluso a los 273 km/h aproximadamente.

Estética

La vista lateral del Ford Falcon de Mad Max revela ciertos detalles que no se verán en otro vehículo, por ejemplo el doble alerón, uno colocado al final del techo y el otro al final de los cuartos traseros, cabe mencionar que incluye cuatro salidas de escape en la parte lateral, y desde luego una abertura en el capó por donde sobresale casi una cuarta parte del motor.

Ford Falcon de Mad Max

En el interior todo está hecho al estilo clásico, un volante simple pero con mucha personalidad, los asientos de cuero, mucho espacio para colocar los pies, una consola central con equipamiento básico de la época y alfombrillas de plástico. La apertura de la puerta es completamente manual, sin duda te hará viajar en el tiempo.

Color

El tono negro de la carrocería se esparce también por todo el habitáculo, incluso ciertos elementos del motor han sido mimetizados con el mismo color, incluso las llantas que miden alrededor de 19 pulgadas también invierten en ese mismo color. En conclusión el Ford Falcon de Mad Max es una pieza de colección que se venderá pronto.

Te dejo con la reproducción de un vídeo que muestra varias de las mejores fotografías del Ford Falcon de Mad Max, ya sea en conducción o aparcado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook